¿Vas a Estudiar Diseño? Esto te interesa
Menu
¿Vas a Estudiar Diseño? Esto te interesa

¿Vas a Estudiar Diseño? Esto te interesa

 

¿En serio ya te decidiste a Estudiar Diseño? ¡Felicidades! Sin duda se trata de una gran decisión donde podrás experimentar con tu creatividad para colocar una marca, pequeña o gigante, en la mente de los consumidores.
Dentro de la carrera aprenderás muchas cosas que, no siempre tienen que ver exclusivamente con imágenes. ¿A qué nos referimos? A uno de los elementos gráficos más importantes dentro de un diseño y que, muchas veces, se convierte en un dolor de cabeza para los diseñadores: las tipografías.
El proceso de elegir una fuente hoy en día puede ser igual de complicado que hace décadas, cuando se hacían con pesadas letras de metal para armar un texto en una imprenta. Sin embargo, y antes de que te espantes, hay solución para ello.

Tipografías, fuentes e imagen corporativa: Estudiar Diseño es cuestión de un amplio análisis


Al Estudiar Diseño te darás cuenta que existen muchísimas fuentes, desde las de estilo antiguo, gótico, humanista y otras muy alocadas que desafían a cualquier categorización. Pero evitemos esos problemas, hay 4 categorías básicas que, si conoces, te saldrás de un apuro:
● Serif: Estas fuentes tienen un pequeño pie en los extremos de sus letras y dan una apariencia más seria.
● Sans Serif: Todo lo contrario a la anterior. No tienen remate y son más modernas y simplificadas.
● Caligráficas: Cursivas o letras que se conectan. Hay diseños que, incluso, parecen hechos a mano.
● Decorativas: Suelen ser más inusuales que prácticas y se recomienda usarlas con moderación, pues su fin es llamar la atención.
Algo más que debes recordar al Estudiar Diseño es que la tipografía y la fuente no son lo mismo. La fuente es la suma de la tipografía, el estilo y el tamaño y para cada diseño, aun así sea de la misma marca, la fuente puede variar.
Ahora bien, ¿cómo elegir la tipografía para tu diseño? En este caso, es necesario que analices varios aspectos: ¿para qué marca es?, ¿cómo es la marca?, ¿a quién va dirigida?
Usemos una analogía con la ropa: imagina que vas a una entrevista de trabajo a un despacho de abogados, ¿irías con traje de baño? Claro que no, requieres algo muy formal para la situación, caso contrario a sí vas a unas vacaciones a la playa, donde no llevarías una chamarra afelpada.
Analiza la marca, su comunicación y a sus clientes y, con esa información, elige una tipografía que transmita lo que quieres y que, junto a una buena imagen, logren el cometido que buscas.
Así es, Estudiar Diseño implica estudiar tipografías, fuentes y, por supuesto, a tus posibles clientes.

 

Valorar este artículo
(0 votos)
Volver Arriba